miércoles, 15 de junio de 2016

Gamificación en salud: ¿moda o futuro?


Para los que aún no hayáis oído hablar de este anglicismo, la gamificación se podría definir como la utilización de mecánicas de juego en entornos y aplicaciones no lúdicas con el fin de potenciar la motivación, la concentración, el esfuerzo, la fidelización y otros valores positivos comunes a todos los juegos. En otras palabras, la gamificación pretende persuadir a los usuarios para que realicen una actividad como si fuera un reto atractivo. Es importante diferenciar juego de gamificación, el primero es un fin en si mismo mientras que el segundo es un medio para lograr un objetivo.

Se empezó a utilizar en grandes empresas como una manera de motivar e incentivar a los empleados mediante retos y dinámicas de juego. Actualmente, podemos ver muchos ejemplos en el mundo de la publicidad. Una de las campañas más famosas fue la de McDonald’s con su juego del monopoly. Como seguramente recordareis, por la compra de productos te daban fichas que simulaban las calles del juego y si juntabas varias podías ganar premios. También se están empezando a ver experiencias de gamificación en el sector de la educación muy interesantes. Por ejemplo, hace muy poco aparecieron varias noticias sobre un profesor que cuelga clases en YouTube y que ya cuenta con más de 84 millones de visitas, muchas de las cuales seguramente sean de alumnos que se pasan la mañana en el instituto entretenidos con el propio YouTube.




Como no podía ser de otra manera, la gamificación también está encontrando su hueco en el mundo de la sanidad. Como bien apuntan desde laesalud.com son muchas las aplicaciones que se le pueden dar:
  • Motivación: tienen la ventaja de que enganchan y motivan más que los juegos tradicionales.
  • Adherencia: mejoran la adherencia de los pacientes a los tratamientos.
  • Concienciación: ayudan a concienciar a la población sobre hábitos y costumbres saludables.
  • Formación: educan a los pacientes, permitiéndoles conocer más aspectos de su enfermedad.
La gamificación ha encontrado su plataforma ideal para llegar a los pacientes en las aplicaciones móviles (apps). La gran prevalencia de smartphones y la versatilidad de las apps las hacen perfectas para ayudar a pacientes y a profesionales sanitarios en su día a día. Podemos destacar algunos ejemplos:

  • TriviFarma: versión móvil del Trivial pero para profesionales sanitarios que quieren repasar la farmacología mientras se divierten. 
  • GoalPost: juego de doce semanas de duración para dejar de fumar de una forma muy divertida. La app te lanza pequeños retos con los que ganar puntos y subir niveles. Además, permite compartir tu avance en redes sociales para poder recibir el apoyo de amigos y motivarte en los momentos más complicados.
  • MangoHealth: una app que sirve como recordatorio de toma de medicamentos pero que además premia a los más cumplidores dando puntos que servirán para subir niveles y desbloquear nuevas funciones.
  • SuperBetter: en una frase, te reta a superarte cada día. Sirve para aquellas personas que tienen un objetivo muy claro y complicado como cumplir con un tratamiento y les cuesta llevarlo a cabo. La app mediante retos y mensajes te permite estar motivado y ser optimista.
  • Bant: app para pacientes con diabetes que permite llevar el control de las ingestas diarias, calcular dosis de insulina y compartir experiencias con otros pacientes en tu misma situación. Además, si mantienes un buen control de la enfermedad la app te va premiando.

En conclusión, la gamificación facilita el empoderamiento de los pacientes haciéndolos mejores conocedores de su enfermedad, motivándolos todos los días y creándoles metas a corto plazo que les permitan obtener pequeños triunfos. En otras palabras, es una manera fácil y divertida de que los pacientes dejen de ser espectadores de su enfermedad para convertirse en auténticos protagonistas. La No estamos ante una moda pasajera, esto ya es una pequeña parte de nuestro presente y de un futuro apasionante.





Cuídense!

2 comentarios:

  1. Sin duda un post muy interesante! La gamificación ya no es un concepto, es la realidad que nos rodea, y la sanidad debe subirse al carro de la innovación tecnológica. Muy buenos ejemplos de gamificación! Tomo nota de ellos ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Aún tenemos mucho que aprender del mundo de los recursos humanos. Gracias Olga!

      Eliminar