viernes, 13 de noviembre de 2020

Día de la adherencia

Un año más, el próximo día 15 de noviembre la Sociedad Española de Farmacia Hospitalaria (SEFH) celebra el "Día de la adherencia e información de los medicamentos". Se trata de una iniciativa en la que más de 120 servicios de farmacia hospitalaria, a través de las Unidades de Atención Farmacéutica a Pacientes Externos, recuerdan de manera especial a los pacientes la importancia de seguir las pautas en su tratamiento y no olvidar las tomas de cada medicamento. Este año se celebra la 11ª edición y desde nuestra UFPE, por supuesto, nos sumamos a la iniciativa.



Como en años anteriores, además, se ha preparado una encuesta dirigida a los pacientes, que este año intenta valorar su percepción sobre nuestra atención y también sobre las dificultades durante la pandemia COVID. Dado que este año el día 15 cae en domingo, nos hemos adelantado a hoy y si eres paciente de nuestra unidad y acudes a la UFPE tendrás la oportunidad de participar rellenando la encuesta. Si no, también puedes participar vía web, ya que la encuesta permanecerá abierta hasta el 27 de noviembre  y se puede cumplimentar a través de un código QR, donde se solicitará consentimiento. También puedes acceder a través del siguiente enlace: ACCEDER A LA ENCUESTA



A continuación te recordamos algunos sencillos consejos de la SEFH para ayudarte a no olvidar la toma de tus medicamentos:



Y recuerda que los medicamentos que no se toman, no hacen efecto. 

¡Feliz #DiaAdherencia2020!

Saludos

martes, 3 de noviembre de 2020

Hablemos de dolor

El pasado 28 de octubre, con motivo de la celebración del mes de dolor, en nuestro hospital tuvo lugar la mesa de encuentro "Hablemos del Dolor", un espacio en que por parte de pacientes y profesionales de la salud se abordó el impacto del dolor en la vida de las personas que lo padecen y las posibles soluciones terapéuticas. 


En la mesa participaron pacientes, cuyos testimonios fueron muy ilustrativos, así como profesionales sanitarios del ámbito de la medicina, la farmacia y la enfermería. Dado que tuve la suerte de participar en dicha mesa, en la que se plantearon interesantes testimonios y cuestiones, quiero compartir alguna de las reflexiones que tuve oportunidad de plantear, aunque sea de forma telegráfica:

  • La OMS establece que el dolor crónico es una enfermedad y su tratamiento es un DERECHO humano.
  • El dolor es una experiencia subjetiva y debemos asumir que existe siempre que el paciente lo manifieste.
  • El dolor tiene un triple impacto (físico, psíquico y social) sobre la persona que lo padece, con un impacto sobre la persona que puede llegar a ser devastador para su calidad de vida.
  • El dolor es un síntoma que nunca debe ser menospreciado ni ignorado y los profesionales sanitarios debemos incidir sobre el mismo como un objetivo más de la terapia global. Es decir, el dolor crónico merece una atención especial como una enfermedad "con derechos propios", de modo que no basta con actuar sobre la causa que origina el dolor, sino también sobre el dolor en sí mismo.
  • Es un error pensar que si no se controla la enfermedad que origina el dolor, este no puede ser controlado.
  • Se estima que el dolor crónico supone un impacto económico en España de unos 15.000 millones de euros, lo que supone un 2-2.8% del PIB (dato de 2018)
  • La evidencia actual permite afirmar que el manejo del dolor es inadecuado en muchas ocasiones, con el consiguiente impacto sobre la calidad de vida de las personas.



En relación a las opciones terapéuticas disponibles para el tratamiento del dolor, algunos puntos a destacar son:
  • Existe una amplia variedad de tratamientos para el dolor, pero no todos funcionan igual en todas las personas. En este sentido, el tratamiento del dolor es una experiencia individual.
  • Además, existen medicamentos con mecanismos de acción muy diferentes y que están indicados en determinados tipos de dolor pero no en otros. Es importante seguir los consejos del especialista. 
  • Todos los medicamentos que se utilizan para tratar el dolor tienen efectos secundarios, sobre todo si no se usan correctamente.
  • También presentan interacciones con otros medicamentos (analgésicos o no) que pueden tener consecuencias importantes (disminuyendo el efecto o aumentando la toxicidad).
  • Dado que muchos efectos adversos se relacionan con la dosis administrada, se suele buscar la menor dosis posible que sea efectiva en el control adecuado del dolor.
  • Los tratamientos se suelen prescribir siguiendo una pautas establecidas y se van ajustando en función de la respuesta.
  • En el tratamiento del dolor, es normal que...
    • Algunos medicamentos no lleguen a ser efectivos, ni siquiera aumentando la dosis, siendo necesario cambiarlos por otros.
    • Algunos tratamientos tarden un tiempo en hacer efecto, variable según el medicamento prescrito. Es importante que el paciente sepa cuándo se espera que el tratamiento empiece a ser efectivo para evitar expectativas erróneas.
    • Algunos medicamentos que son efectivos dejen de serlo con el tiempo, siendo necesario aumentar la dosis o modificar el tratamiento.
    • En muchos casos es necesario asociar varios medicamentos para controlar el dolor.
Por tanto, a veces hay que ser paciente y no desesperar demasiado pronto. En este sentido, es especialmente importante una buena relación de confianza entre médico y paciente. 
  • No hay que dejarse aconsejar por otras personas que hayan tenido experiencias previas a las que les puede haber ido muy bien (o muy mal) un determinado tratamiento.
  • No hay que buscar tratamientos "milagrosos".
  • Las indicaciones, efectos, propiedades farmacológicas y efectos secundarios de los distintos tipos de analgésicos (ej. medicamentos no opioides, opioides menores u opioides mayores) son muy diferentes y su manejo puede ser muy distinto. Es muy importante seguir las recomendaciones y pautas del médico.
En definitiva, cada paciente es un mundo y hay que conseguir el mejor tratamiento analgésico para cada uno de forma individualizada. Una vez instaurado el tratamiento, es fundamental que el paciente conozca bien su tratamiento para conseguir el mayor efecto posible con la menor toxicidad posible. En este sentido, el paciente debe saber cómo conservar su medicamento, cómo se debe administrar (por ejemplo con alimentos o en ayunas), a qué horas, cuándo debe esperar que empiece a hacer efecto, qué efectos adversos pueden aparecer (para identificarlos con rapidez y transmitirlos a su profesional sanitario) y evitar la automedicación (incluidos productos "naturales" sin conocimiento del profesional).

Espero que estas reflexiones sean de utilidad.

Saludos

viernes, 20 de diciembre de 2019

¿Se están quemando los profesionales sanitarios?

Os cuento una anécdota personal que me ha hecho pensar... desde hace mucho tiempo, la carga de trabajo en nuestra UFPE no deja de aumentar y, como podéis suponer, los recursos de los que disponemos no lo hacen en absoluto. La consecuencia es fácil de imaginar, jornadas muy sobrecargadas y riesgo de disminución de la calidad de nuestro trabajo. Pues bien, esta misma semana, tras uno de esos días estresantes con más de 300 pacientes atendidos y sin haber podido comer hasta las 16:30h,  se me ocurre escribir el siguiente tuit:


No era un tuit que buscara nada en especial, simplemente era un pequeño desahogo antes de sentarme a comer, nada más, no había ninguna intención concreta. Sin embargo, cual fue mi sorpresa al ver la repercusión que iba tomando. En poco tiempo empezaron a llegar likes, retuits y respuestas y en 24 horas la situación era la siguiente:


Imagino que para muchos de vosotros estas cifras sobre el impacto de un tuit serán habituales, pero a mí no me había pasado nunca (y he publicado más de 40.000). Pero es que las cifras han seguido aumentando y, en el momento de escribir este post, los datos de actividad son los siguientes:


Lo más preocupante de todo esto es que la mayoría de interacciones vienen de otros profesionales sanitarios del sistema público y de pacientes que perciben esa sobrecarga con la que trabajamos. Total, que algo que era un simple desahogo para mi se ha convertido en un hilo de lamentaciones (y también de agradecimientos, hay que decirlo...) que me hace pensar que el sistema está quemando a buena parte de sus trabajadores. Y no sé si esto es así, esto no es más que una pequeña y anecdótica muestra, pero si fuera verdad vamos mal. Muy mal. Creo que nuestros políticos y gestores deberían afrontar el hecho de que si los profesionales se queman el sistema se hunde. Y eso sería imperdonable.

Dicho esto, seguimos...

Aprovecho para desearos a todos una muy Feliz Navidad y un próspero 2020.


lunes, 2 de septiembre de 2019

UFPE La Fe también en Instagram

El proyecto digital eUFPE sigue creciendo... Además de nuestra presencia en la web, Twitter, Facebook, Pinterest, YouTube, nuestro semanario digital y el proyecto eDruida, ahora llegamos a Instagram. Esperamos seguir aportando para mejorar el conocimiento y la utilización de medicamentos entre los pacientes y la población en general.


¡¡¡Saludos!!!