martes, 17 de abril de 2018

Importancia de la atención integral al paciente hemofílico

Hoy, 17 de abril, se celebra el día mundial de la hemofilia 2018. El lema de este año es "COMPARTIR CONOCIMIENTOS NOS FORTALECE", con el cual la Federación Mundial de la Hemofilia  busca mejorar la existencia de las personas que padecen trastornos de la coagulación mediante su empoderamiento para que puedan llevar vidas más sanas, largas y productivas, compartiendo conocimientos y creando conciencia a en todo el mundo a través del intercambio de información y de actividades educativas y de capacitación.




El tratamiento de elección en la hemofilia es la profilaxis, administrando el factor de coagulación deficiente, factor VIII en hemofilia A y factor IX en hemofilia B, dosificado en función del peso y del patrón de sangrados. Esta profilaxis estándar ha demostrado que no protege a todos los pacientes con hemofilia grave de la aparición del daño articular provocado por sangrados espontáneos o por los desencadenados por la actividad física. Además existen importantes diferencias entre pacientes en cómo se elimina el factor de coagulación que se administra como terapia sustitutiva. Conociendo la farmacocinética individual de cada paciente se puede ajustar mejor su profilaxis, consiguiendo una mayor protección frente a la aparición de sangrados.

La atención integral que reciben los pacientes hemofílicos en el Hospital Universitari i Politècnic La Fe la realiza un equipo multidisciplinar compuesto por hematólogos, farmacéuticos, médicos rehabilitadores, fisioterapeutas, enfermeras, piscólogos, traumatólogos, radiólogos, etc. La colaboración entre estos profesionales ha permitido desarrollar diferentes proyectos encaminados a mejorar el tratamiento de nuestros pacientes hemofílicos:

  • El primer proyecto, iniciado en diciembre de 2009, es un programa de dispensación a domicilio desarrollado en colaboración con la asociación de pacientes hemofílicos de la Comunidad Valenciana (ASHECOVA), que facilita a 49 pacientes hemofílicos un acceso más cómodo a sus tratamientos, así como un mejor seguimiento desde el servicio de farmacia(1).
  • En un reciente estudio hemos demostrado en una pequeña cohorte de 7 pacientes con artropatía hemofílica que la combinación de la monitorización de la actividad física con una pulsera Fitbit y la profilaxis guiada por farmacocinética, permite a estos pacientes estar físicamente activos con bajo riesgo de sangrado(2). 
  • Estamos desarrollando un proyecto de profilaxis individualizada con 2 años de seguimiento, que permite conocer las posibles causas de sangrado en los pacientes hemofílicos y actuar frente a ellas. Hemos detectado que los pacientes que eliminan más rápidamente el FVIII tienen una mayor tendencia a desarrollar sangrados. Tras un año de profilaxis personalizada a su farmacocinética, hemos observado que se reduce el número de sangrados espontáneos(3). Estos resultados van a presentarse en mayo en el Congreso Mundial de Hemofilia en Glasgow (WFH).
  • Estamos promoviendo el uso de aplicaciones móviles (apps) como herramientas útiles para el control de la adherencia, el registro de la administración de FVIII o FIX en profilaxis, así como de los episodios hemorragia y su tratamiento a demanda. 
  • Estamos coordinado y redactando, junto con los principales hematólogos, médicos rehabilitadores y farmacéuticos que trabajan en el ámbito de la hemofilia, monografías sobre la “Aplicación de la farmacocinética de los hemoderivados en la hemofilia A y B” y sobre la “Artropatía hemofílica”.
  • Además participamos en los principales ensayos clínicos de vanguardia, incluyendo tratamientos no sustitutivos y terapia génica.
  • Colaboramos tanto con la Universidad de Valencia (Departamento de Fisioterapia) y la Universidad Politécnica (Laboratorio de Análisis Inteligente de Datos), así como en Docencia universitaria y desarrollo de másters.


El objetivo de todas estas iniciativas es fomentar la "profilaxis centrada en el paciente". Buscamos obtener un programa de dosificación eficiente, adaptado a las necesidades clínicas y las preferencias del paciente, junto con el empoderamiento progresivo del paciente, cada vez más implicado en la toma de decisiones compartida y el autocuidado. La monitorización en tiempo real  del tratamiento y de la actividad física nos va a ayudar a conocer las causas reales de los sangrados, para así poder actuar directamente sobre ellas y concienciar al paciente de la importancia del cumplimiento de las recomendaciones para alcanzar el objetivo de sangrado cero.

El equipo de profesionales sanitarios de nuestro hospital que intervenimos en el ámbito de la hemofilia trabajamos de forma colaborativa y coordinada, teniendo una visión integral del paciente que nos permite avanzar en el mejor manejo de la patología y el tratamiento de forma individualizada, lo que sin duda afecta positivamente a su calidad de vida y a su evolución. Y es precisamente esto lo que nos motiva día a día.

Un saludo y feliz día de la hemofilia.


(1) Megías-Vericat JE, Monte-Boquet E, Martín-Cerezuela M, Cuéllar-Monreal MJ, Tarazona-Casany MV, Pérez-Huertas P, Bonanad S, Poveda JL. Evaluation of home delivery program in haemophilia. J Clin Pharm Ther 2018 [En proceso de evaluación].
(2) Pérez-Alenda S, Carrasco JJ, Megías-Vericat JE, Poveda JL, Bonanad S, Querol F. Quantification of physical activity in adult patients with haemophilic arthropathy in prophylaxis treatment using a fitness tracker. Haemophilia 2018; 24:e28-32.
(3)Megías JE, Marqués R, Haya S, Cid AR, Querol F, Monte E, Bosch P, Curats R, Poveda JL, Bonanad S. Bayesian pharmacokinetic individualization of prophylaxis with recombinant factor VIII in severe or moderate hemophilia A. Haemophilia 2018;24(S4) [Epub ahead of print].

jueves, 29 de marzo de 2018

Neuropatía periférica por antineoplásicos

Los fármacos para el cáncer, también llamados antineoplásicos, citostáticos, y más comúnmente la quimioterapia, son conocidos por las reacciones adversas que provocan. En concreto, los tratamientos tradicionales para el cáncer eran agentes bastante inespecíficos que atacaban a todas las células que se reproducían rápido. Es por ello que provocaban importantes reacciones adversas que había que vigilar. Por otro lado, los nuevos agentes antineoplásicos que se están desarrollando en los últimos años actúan de manera mucho más específica contra moléculas que se encuentra en su mayor parte en las células cancerosas. De esta manera, las reacciones adversas secundarias al tratamiento suelen ser menos importantes, y así, se pueden administrar tratamientos de larga duración.

Sin embargo, aunque los nuevos agentes tienen un mejor perfil de toxicidad, sigue habiendo reacciones adversas que pueden surgir. Por lo tanto, es muy importante, ya sean antineoplásicos tradicionales o nuevos, conocer qué problemas pueden surgir y cómo se debe actuar. Hoy nos vamos a centrar en la neuropatía periférica.





¿Qué es la neuropatía periférica?

Nuestro cuerpo está lleno de nervios encargados de llevar la información de nuestro sistema nervioso (cerebro y médula espinal) hasta cualquier parte del organismo y viceversa. La neuropatía periférica aparece ante cualquier problema que afecte a estos nervios.

Puede estar causada por multitud de situaciones:
  • Diabetes (la más frecuente)
  • Trastornos autoinmunes como la artritis reumatoidea o el lupus
  • Enfermedad renal crónica
  • Infecciones como VIH/SIDA o hepatitis C
  • Intoxicación por pegamento o metales pesados como el plomo
  • Consumo excesivo y prolongado de alcohol
  • Tratamiento con determinados fármacos para tratar la epilepsia, infecciones, hipertensión o el cáncer

Los síntomas que se producen dependen de qué nervio está dañado y de su extensión. En lo que respecta a la reacción adversa provocada por la administración de antineoplásicos, el síntoma más frecuente es el dolor y entumecimiento de los miembros superiores e inferiores

Se trata de un hormigueo o ardor que cursa con pérdida de sensibilidad en brazos y piernas que suele comenzar en los dedos de los pies y de las manos y va ascendiendo de manera gradual. También se puede dar más como un pinchazo o un dolor ardiente, o como una mayor sensibilidad a las temperaturas extremas. En cualquier caso, puede incluir además un dolor punzante y agudo que complica al paciente la realización de tareas diarias como abotonarse la camisa, separar monedas en un bolso o caminar.

Además de la molestia que ocasiona, puede llegar a ser peligroso ya que al tener la sensibilidad reducida, la persona puede pincharse con algún objeto o tocar una superficie demasiado caliente y no darse cuenta, con el consiguiente daño que se produce.

Es una de las razones más comunes por la que los pacientes abandonan su tratamiento para el cáncer prematuramente.

¿Qué fármacos para el cáncer lo causan?

Como se ha comentado al principio, aunque es producida de manera más frecuente y grave por la quimioterapia tradicional, también puede aparecer con los nuevos agentes dirigidos. Podemos destacar los siguientes medicamentos:

  • Compuestos de platino (cisplatino, carboplatino, oxaliplatino)
  • Vincristina
  • Taxanos (docetaxel, paclitaxel)
  • Bortezomib
  • Talidomida
  • Lenalidomida
  • Fluorouracilo
  • Capecitabina
  • Trifluridina
  • Imatinib
  • Dasatinib
  • Nilotinib


¿Hay algún tratamiento?

De momento, no existe ninguna manera de predecir qué paciente lo va a padecer y en qué grado antes de recibir el tratamiento antineoplásico. Este hecho repercute en la importancia de informar debidamente al paciente para que sepa reconocer el problema y comunicarlo a sus profesionales sanitarios.

A día de hoy no existe ningún tratamiento farmacológico que haya demostrado paliar la neuropatía periférica. Es por ello que la práctica más común consiste en reducir la dosis del antineoplásico o suspenderlo temporalmente hasta que la neuropatía desaparezca o sea tolerable.



En definitiva, ningún fármaco está exento de reacciones adversas por muy nuevo y efectivo que sea. Siempre es importante conocer qué problemas pueden surgir y comunicar su aparición. La neuropatía periférica es una de las reacciones adversas más comunes de los antineoplásicos. Aunque en un principio no sea muy grave, puede ocasionar una importante pérdida de calidad de vida para el paciente por lo que se debe tener en cuenta y actuar en consecuencia.



Cuídense!

María Torres
Pablo Pérez

jueves, 22 de marzo de 2018

Inmunoglobulinas subcutáneas: ¿qué son y cómo se administran?

Las inmunoglobulinas, también llamados anticuerpos, son un tipo de proteínas que sintetizan nuestras células defensivas para luchar contra las infecciones. Si recordáis la serie de "Erase una vez el cuerpo humano..." se correspondían con los bichitos voladores que lanzaban las naves espaciales cuando detectaban algún agente infeccioso. Tienen la capacidad de unirse a todo lo que no sea propio e iniciar la respuesta defensiva del organismo.




Hay algunas personas que por problemas genéticos o adquiridos pierden la capacidad de generar un nivel adecuado de anticuerpos. En estos casos, para que no padezcan infecciones y puedan vivir sanos se les debe administrar anticuerpos cada pocas semanas. Estas moléculas, al ser proteínas grandes y complejas, no pueden ser fabricadas en un laboratorio, por lo que se obtienen a partir del plasma de las donaciones de sangre. Se puede decir que de las donaciones se aprovecha todo.

Hasta hace poco, la única opción que tenían estos pacientes era acudir al hospital para que les infundieran estas inmunoglobulinas por vía intravenosa. Además del inconveniente de ir al hospital y que le canalicen una vía, la administración se debe hacer a muy baja velocidad para que no haya reacciones adversas, por lo que los pacientes se pasan horas y horas sentados con el gotero.

En los últimos años, han aparecido en el mercado dos medicamentos que pueden ayudar a este tipo de pacientes. Ambos contienen inmunoglobulinas pero con la salvedad de que se pueden autoadministrar por vía subcutánea. Es decir, los pacientes las recogen en las farmacias de hospital y, tras una formación, se las administran ellos mismos en su casa.

Sin embargo, no todos los pacientes en tratamiento con inmunoglobulinas intravenosas pueden cambiar a las subcutáneas. Son fármacos cuya forma de administración es bastante compleja por lo que el médico debe asegurarse de que el paciente va a ser capaz de administrárselo correctamente. Además, los pacientes deben contar con apoyo social a largo plazo.

Pero, ¿cómo se administran estos medicamentos?

Hizentra



Hyqvia
El vídeo no está disponible en YouTube, así que os dejamos la web del laboratorio desde donde lo podéis reproducir.


En definitiva, cualquier estrategia que facilite el día a día de los pacientes siempre debe ser bienvenida, y más en casos de enfermedades crónicas. Por otro lado, aunque la autoadministración de medicamentos es muy interesante, se debe tener en cuenta la capacitación del paciente. Es decir, por muy bien que le venga a un paciente el cambio, solo se debe realizar si está preparado, ya que lo primero siempre debe ser recibir el tratamiento de manera correcta.


Cuídense!

Andreia Oliveira
María Centelles
Pablo Pérez

miércoles, 14 de febrero de 2018

Primer aniversario eDruida

¡Estamos de celebración!


Hoy, el Día de los Enamorados, el Proyecto eDruida cumple su primer año de vida. La página web fue publicada el 14 de febrero de 2017 por el Servicio de Farmacia del Hospital La Fe con el propósito de promover la educación de pacientes y ciudadanos en todos los aspectos relacionados con los medicamentos y la farmacoterapia.



Desde su puesta en marcha oficial, se han publicado:

  • 46 temas del curso online #SaberDeFarma sobre diferentes aspectos de la farmacia
  • 4 páginas monográficas sobre enfermedades concretas
  • 80 herramientas digitales recomendadas a pacientes, en concreto 17 aplicaciones móviles, 33 páginas web y 30 vídeos.


En el año de existencia de eDruida ha recibido un total de 50.000 visitas a páginas en 33.000 sesiones de 27.000 usuarios diferentes. La audiencia recibida no la consideramos ni alta ni baja ya que el proyecto se desarrolló para cubrir una necesidad de información existente y nunca nos planteamos objetivos concretos. Es más, nos planteamos que con ayudar a al menos una persona a entender mejor sus medicamentos nos daríamos por satisfechos, aunque si al final son 27.000 personas pues mucho mejor.

Las páginas más visitadas han sido:

1. Fórmulas magistrales y preparados oficinales


En este tema la Dra. Ferrada nos explica de una manera muy sencilla y pero con detalle qué es exactamente la formulación magistral, como se elaboran medicamentos y como se dispensan. Este tema se ha posicionado muy bien en Google consiguiendo ser la cuarta opción si se busca "Formula magistral" y la primera si buscamos "Preparado oficinal".


En esta entrada el Dr. Pérez habla de algo tan sencillo pero a la vez tan complejo como es el acto de la prescripción médica: qué es una receta, qué tipos de recetas existen o quien puede emitirlas legalmente.


La Dra. Tarazona nos muestra qué características deben cumplir las formas farmacéuticas parenterales para poder administrarse, además de los tipos más importantes.


Por nuestra parte, seguiremos publicando todos los martes un nuevo tema de #SaberDeFarma y los jueves una herramienta digital como hemos hecho durante todo el año. Podéis seguirnos a través de nuestro twitter oficial @edruida_





Estos han sido los primeros pasos de un proyecto de largo recorrido. A partir de enero de 2018 se ha empezado a trabajar en la conversión de la plataforma en una web dinámica que va a permitir a los usuarios una mayor interacción con los contenidos. En este sentido, se está desarrollando un sistema de evaluación participativa de aplicaciones móviles por parte de usuarios y profesionales sanitarios.

En definitiva, esperamos seguir siendo un recurso de utilidad para ciudadanos y pacientes en el manejo de los medicamentos y la farmacoterapia.

Cuídense!

jueves, 8 de febrero de 2018

¿Tenemos acceso en España a los mejores tratamientos?


¿Os habéis preguntado alguna vez si en otros países los pacientes se benefician de más y mejores medicamentos que en España? o ¿qué ocurre cuando un paciente necesita un medicamento que no está disponible aquí? Estas situaciones no son raras, puede ocurrir con medicamentos que todavía están en ensayo clínico, o medicamentos que ya se han comercializado en otro país, pero todavía no en España, o el caso de formas farmacéuticas (jarabes, …) no comercializadas, pero necesarias para los pacientes pediátricos.
Ante estas situaciones algunos pacientes llegan a plantearse si será necesario irse a un hospital más grande o a un hospital extranjero para recibir el mejor tratamiento posible,  o incluso irse a otro país a comprar la medicación. Pero todo esto no es necesario. La buena noticia es que nuestro sistema sanitario dispone de mecanismos a través de los cuales los Servicios de Farmacia Hospitalaria podemos gestionar la adquisición de estos medicamentos cuando no existe ninguna alternativa comercializada en España.


Podemos solicitar estos “medicamentos en situaciones especiales”, así se llaman, a través de la AEMPS (Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios). En 2009 se publicó el Real Decreto por el que se regula la disponibilidad de estos medicamentos.




Existen tres posibilidades:

   - solicitud de medicamento extranjero: permite importar medicamentos autorizados legalmente en otros países pero no en España, cuando sea imprescindible para la prevención, el diagnóstico o el tratamiento de un paciente. Esta vía también se activa en situaciones de desabastecimiento temporal de algún medicamento.

    - solicitud de utilización de un medicamento en condiciones diferentes a las indicadas en su ficha técnica: De este modo se autoriza el uso terapéutico de un fármaco, ya comercializado, de un modo diferente al que se recoge en su ficha técnica (documento oficial que resume las características del medicamento). 

            Esto es así cuando existen suficientes estudios y datos clínicos que avalan ese uso. Es relativamente frecuente en áreas terapéuticas en las que la actividad investigadora es muy intensa y la aparición de nuevos conocimientos científicos es más rápida que los trámites necesarios para incorporar dichos cambios en la ficha técnica del medicamento, o incluso, a veces se debe a la falta de interés por parte de las compañías farmacéuticas por realizar los estudios necesarios para obtener la autorización de la AEMPS.

   - solicitud de un medicamento en investigación por “uso compasivo”: esta opción posibilita la utilización de un medicamento antes de su comercialización (en cualquier país) para pacientes que no han sido incluidos en el ensayo clínico del fármaco pero que se encuentran en una situación clínica comprometida, y no tienen otra alternativa. Este medicamento deberá estar siendo sometido a ensayos clínicos o deberá estar ya sujeto a una solicitud de autorización de comercialización. 
    Por supuesto no se incluye entre estas opciones la utilización de un medicamento cuando su único objetivo sea la investigación, para eso ya están los ensayos clínicos. 

    Debemos hacer hincapié en que la solicitud de medicamentos en situaciones especiales tiene carácter excepcional y se reserva para atender necesidades concretas de pacientes con enfermedades crónicas, graves o que ponen en peligro su vida, y que no pueden ser tratados con un medicamento autorizado y comercializado en España. De modo que en todos los casos  lo debe prescribir y solicitar un médico.

    Este médico responsable del tratamiento debe justificar la necesidad del medicamento para el paciente. Además debe informar al paciente de los posibles beneficios y riesgos, obteniendo su consentimiento. También es necesario contar con el visto bueno de la Dirección del Hospital.

    Con todo esto, se gestionan estas solicitudes a la AEMPS de forma individualizada desde el Servicio de Farmacia Hospitalaria, donde también se dispensarán estos medicamentos.

    Y por último, en caso de necesitar formas farmacéuticas no comercializadas, ni siquiera en el extranjero, contamos con las unidades de Farmacotecnia de los Servicios de Farmacia Hospitalaria, y también en las Oficinas de Farmacia. En estas unidades se adaptan dosis o se elaboran nuevas formas farmacéuticas a partir de materia prima o de medicamentos disponibles.

    De modo que ya sabéis, a través de nuestro sistema sanitario, y en concreto de los Servicios de Farmacia Hospitalaria, en caso de necesidad y previa prescripción médica podemos acceder a “casi” cualquier tratamiento, por muy innovador que sea, y no es necesario comprar nada por internet ni buscar tratamientos milagrosos en otros países.

    Saludos,

    viernes, 26 de enero de 2018

    ¿Se puede controlar el VIH con una inyección al mes?

    Llevamos ya un tiempo leyendo noticias sobre un nuevo fármaco para el VIH que puede marcar un antes y un después en el tratamiento de esta enfermedad. Se trata de CABOTEGRAVIR, un principio activo que actúa inhibiendo la integrasa del VIH (una de las proteínas propias del virus). Aunque el mecanismo de acción no es nuevo, la revolución está en que se puede administrar por vía intramuscular solo una vez al mes.

    La evolución en el tratamiento del VIH ha sido espectacular. Desde que en 1987 se comercializara el primer fármaco para esta enfermedad, la zidovudina o AZT, han ido apareciendo nuevas dianas y nuevos mecanismos que han permitido mejorar la vida de los pacientes hasta conseguir que tengan una esperanza de vida muy similar a la población sana. Sin embargo, no siempre ha sido un camino de rosas. Uno de los problemas que aparecieron al principio fue la cantidad de pastillas que los pacientes tenían que tomar todos los días, llegando a tener que tomar hasta 20 cápsulas o comprimidos. Poco a poco se han ido simplificando pautas y combinando fármacos hasta que hoy lo más habitual es tener que tomarse solo una pastilla al día.















    Continuando con esta estrategia, el siguiente paso que está investigando la industria farmacéutica es la administración parenteral (es decir, inyectada) de formas farmacéuticas de liberación prolongada. Como vimos en el tema de eDruida de administración parenteral, la vía intramuscular permite formular fármacos de manera que se liberen muy lentamente. De esta manera se pueden administrar dosis altas que poco a poco se irán disolviendo, haciendo su efecto y eliminándose durante un tiempo establecido.

    Esta estrategia no es tampoco nueva, se ha utilizado en enfermedades como la diabetes, la esquizofrenia o con antidepresivos. A nivel farmacéutico, existen diferentes maneras de conseguir que un medicamento administrado por vía parenteral se vaya absorbiendo de manera controlada:

    • Formación de complejos: se trata de juntar el fármaco con otras moléculas formando una red que tarde un tiempo en disolverse en el medio. Por ejemplo, las insulinas complejadas con zinc de larga duración.
    • Microcristales: en este caso se formula el fármaco haciendo pequeños cristales que son muy poco solubles. Un problema de esta formulación es que la administración puede ser dolorosa. Por ejemplo, la testosterona mensual.
    • Suspensión oleosa: se utiliza para fármacos que son muy solubles en líquidos oleosos (es decir, que se disuelven en aceite y no en agua). Por ejemplo, algunas hormonas.
    • Nanopartículas: se administra un líquido en el que van disueltos pequeños agregados del fármaco. Cuanto más grandes sean estos agregados más tardará en disolverse el fármaco y por lo tanto más tiempo durará su efecto (ver imagen). Por ejemplo, algunos fármacos utilizados para la esquizofrenia.





      La formulación que se ha desarrollado de cabotegravir es una suspensión de nanopartículas de unos 200 nanómetros de diámetro. Con este"gran" tamaño permite que el fármaco se vaya liberando durante semanas. De hecho, se ha visto que la concentración máxima se alcanza a los 69 días de la administración.

      Con todos estos datos, se está probando la combinación cabotegravir-rilpivirina (otro fármaco para el VIH que está comercializado por vía oral) para administrarse una vez al mes por vía parenteral en pacientes que tengan el virus controlado. De momento los resultados están siendo satisfactorios aunque aún es un poco pronto para sacar conclusiones.

      En resumen, cualquier noticia que mejore la calidad de vida de los pacientes, ya sea aumentando la eficacia, disminuyendo las reacciones adversas o reduciendo el número de dosis, es una buena noticia que debemos aplaudir. Sin embargo, aún queda mucha investigación por delante para ver este fármaco en las farmacias de los hospitales. Estaremos atentos.

      Cuídense!